RIOBOO ASUME EL MODELO KEYNESIANO: DEMOLER LO YA RENOVADO GENERA NEGOCIO (Y VOTOS).

06.01.2021

Más por Culleredo denuncia la falta de planificación y los engaños en las obras de Vilaboa.

El lavado de cara que se ha licitado solo afecta a 430 metros, en los que además se levantarán buena parte de las aceras, bordillos y demás mobiliario urbano que se instaló durante la campaña electoral.

Culleredo, 5 de Enero de 2021

Más por Culleredo quiere poner de manifiesto la falta de planificación con la que el gobierno de Rioboo afronta nuevas obras en Vilaboa: se abrirán de nuevo las calles cuando ni siquiera se han cumplido 2 años de la supuesta mejora que se produciría con la remodelación de algunas aceras, bordillos o la instalación de maceteros a lo largo de la Avenida de Vilaboa y que los socialistas hicieron coincidir con la pasada campaña electoral.

Rioboo saca a licitación el tan manoseado proyecto de humanización de Vilaboa que, pese a los innumerables años en los que se ha estado hablando del mismo, contendrá una mejora que no irá más allá de un lavado de cara de una zona que lleva décadas abandonada por los socialistas y apenas alcanzará 430 metros lineales de actuaciones, en una avenida que supera los 2 km.

Igualmente, a la vista de los pliegos de contratación, la mejora es tan limitada que en un año de duración de las obras, solo se preveen reponer un total de 66 metros de tuberías de pluviales, 130 de fecales , 29 farolas, 13 bancos y 10 papeleras, que junto a un nuevo asfaltado supondrán un coste estimado de entorno a 2000 euros por cada metro lineal

A la vista de los retrasos y modificaciones que el Gobierno local ha generado en los últimos proyectos en ejecución, como puede ser el Parque de la Iglesia, ya se puede confirmar que tanto el coste de esta obra como el plazo de la misma, acabarán disparándose todavía más.

En palabras del coordinador de Más por Culleredo, José Angel Roca: "se confirma lo que desde Más por Culleredo venimos denunciando reiteradamente, y es que el gobierno de Rioboo ha engañado de manera continuada a los vecinos de Vilaboa con anuncios de mejoras urbanas que no se llevarán a cabo y que terminan en unos sobrecostes de los que no se quiere informar. Rioboo preside un gobierno despilfarrador cuya gestión esta saliendo enormemente cara a los cullerdenses".